Pedro de Prat Zea Bermúdez

Pedro de Prat Zea Bermúdez

Pedro Manuel Thomas Aquino de Prat Zea Bermúdez, hijo de Jean de Prat y Mª Manuela Zea Bermúdez, nació en Málaga el 7 de octubre de 1806 y fue bautizado el 9 de dicho mes y año en la parroquia de San Juan de la ciudad de Málaga. Fue su padrino D. Manuel Zea Bermúdez Lacosta su abuelo materno. Pedro adquirió la nacionalidad española a su mayoría de edad, pues a pesar de haber nacido en España tenía la nacionalidad francesa por su padre. De su infancia poco sé, más bien nada, la primera noticia que tengo es que con 20 años ingresó en correos y en 1832 fue nombrado Director de Postas en la ciudad de Sevilla. Probablemente en alguno de los destinos de Pedro conocería a Dª. Pilar Gandiola Cavero, de la casa de los condes de Sobradiel. Se casaron en 1836 en un campamento del ejército liberal en los aledaños de Zaragoza, imagino que debió ser una boda romántica con contrapunto de tambor y sonido de clarín. El porqué lo hicieron en ese escenario no lo sé a ciencia cierta, aunque supongo que sería debido a las ideas tan extremadamente liberales que profesaba Pedro. Desgraciadamente quiso la fatalidad que apenas un año más tarde, Pilar falleciera a consecuencia del parto al nacer su hija Luisa, que a la postre sería marquesa de Barbasón. En 1841, O’Donnell y otros miembros del Partido Moderado se levantaron contra el gobierno de Espartero, la rebelión fracasa y uno de los sublevados, Diego de León, amigo de su tío Francisco Zea Bermúdez y muy probablemente suyo también, es apresado y condenado a muerte. Pedro, fiado de su amistad con Espartero viajaría hasta Madrid para suplicar por la vida de Diego. No logró su piadoso intento, el 15 de octubre de ese mismo año Diego de León era ejecutado. Aunque este hecho quizás enturbió su fe progresista, siguió dedicándose a la política y cuando la Reina Isabel alcanza su mayoría de edad en 1843, Pedro ejerce de senador del Reino y es nombrado Secretario de S.M. la Reina con ejercicio de Decretos, cargo que equivaldría al del actual subsecretario ministerial. Ya han pasado ocho años desde la muerte de su esposa Pilar y estamos en 1845, este año contrae nuevas nupcias en Málaga con Dª. Margarita Agacino Mavilly, descendiente de una de las familias nobles más antiguas de Milán- Italia, con la que tendría cinco hijos más.

Margarita Agacino Mavilly nació en Málaga en 1823, hija de Eugenio y Elena La familia Agacino ha contado con personajes de renombre y muy vinculados a la corona de su país. El primer Agacino que conocemos es Juan Agacini que combatió al lado de Carlomagno hacia el año 775. En 1162 Pedro Agacini fue víctima del Emperador Federico I cuando la destrucción de Milán y su hijo Esteban en 1167 contribuyó a la independencia de de dicha ciudad. Más de doscientos años después conocemos a Carlos Agacini que sirvió con gran dedicación al Duque Juan Galeazo Visconti en 1395. Y ya en España aparece Bartolomé Agacini que fue Capitán del Ejercito del Rey de España, Don Felipe II, en 1540 y su nieto Bartolomé Agacini y Pimentel, cuya nobleza probó en Milán en 1700. También el tío de Margarita, Flaminio Agacini y Bilbao la Vieja, presentó pruebas de nobleza para su ingreso en la Real Compañía de Caballeros Guardias Marinas en 1803. Poco después, el 16 de julio de 1846, es nombrado Intendente General de la Isla de Puerto Rico, hacia donde partirá al cabo de algo más de un año acompañado de su esposa, su hijo Pedro de apenas dos meses de edad y un criado. Su primer hijo, Pedro, que nació el 7 de junio de 1847 seguiría la carrera diplomática de su padre. A su llegada, en septiembre de 1847, Pedro toma posesión de su cargo como Intendente General en la isla, combinando este con el de Contador General de la Isla de Cuba.

Allí en la isla elabora distintos proyectos de mejora entre los que cabe destacar una escuela práctica de agricultura, un asilo para hijos huérfanos de labradores y una casa corrector para vagabundos. Redacta en 1847 un expediente relativo al proyecto de instrucción de Aduanas, clasificación y habilitación de puertos y reglamentos de funcionarios. Propone el arreglo de la plantilla de todas las oficinas de Hacienda de la isla, la creación de una Administración General de Rentas Internas, la supresión de la Dirección General de Loterías y Amortización y la inclusión del Cuerpo de Resguardo como Auxiliar de Aduanas. El 30 de mayo 1848 Pedro envía el expediente sobre reforma de aranceles de importación y exportación. Ese mismo año realiza un expediente informando de las excelencias de los productos de aquella tierra, haciendo especial mención al azúcar y el café y propone el establecimiento de una granja modelo en los terrenos de Loiza. Redacta una memoria sobre la instalación de una hacienda mandada a don Ramón Carpegna, conde de Carpegna, administrador de la Aduana de Naguabo y unas circulares del gobernador e intendente sobre este asunto. Da cuenta de los lamentables sucesos de Venezuela y propone la compra de un buque de guerra para el resguardo de la isla. Se desestima la propuesta, aconsejándole que solicite ayuda al Apostadero de La Habana. Se firma una contrata de suministro por seis meses con las casas de comercio Masson y Compañía y Sobrinos de Ezquiaga entre el capitán general conde de Reus y el intendente Pedro de Prat para establecer en la capital un depósito de harinas Ya en 1849 Pedro notifica la llegada de una goleta francesa trayendo 50 pasajeros procedentes de la Martinica que huyen de la barbarie de los negros liberados. Hace consideraciones sobre la ayuda que ofreció a la isla de San Thomas para proteger su comercio. Mucha es la labor que desarrolla como Intendente, advierte e informa del estado de miseria en que se encuentran varios pueblos de esas Antillas, como Quebradilla, Coamo, Yauco y Villa de San Germán y recibe órdenes de remediar y subsanar el estado de dichos pueblos. Nació su segundo hijo Manuel el 6 de mayo de 1849.

En 1851 siendo vocal de la Junta de Ultramar se suprime la revisión de las leyes de Indias y Pedro solicita una licencia de dos años para permanecer en la península, en la que Pedro y Margarita verán nacer a sus otros hijos, Luís el 6 de agosto de 1852 y que posteriormente abrazaría la carrera militar, Juan que nació en Benidorm el 27 de marzo de 1854 y que seguiría los pasos de su hermano y por último llegaría su quinto hijo, esta vez sería una niña Elena que nació en Madrid el 7 de agosto 1858 y que también seguiría, a su manera, la carrera militar al casarse con el Teniente General José Sánchez Gómez.

No tengo conocimiento de sus actividades durante su estancia en la península en los años siguientes hasta que en 1866 nombran a Pedro como intérprete de la Legación de España en China y que poco tiempo después solicita permiso para volver a su patria por enfermedad, a consecuencia de la cual fallecería en Madrid el 16 de julio de 1868. Margarita Agacino viviría en Madrid junto a sus hijos en la calle Serrano nº 23, poco a poco los vería hacer sus vidas propias junto a sus familias. Tendría que soportar ver fallecer a su hijo Luis y no se separo de su lado en ningún momento.
Margarita siguió viviendo junto a su hijo Manuel hasta el momento de su fallecimiento el 11 de noviembre de 1891.

Las condecoraciones que obtuvo Pedro de Prat Zea Bermúdez
  • Gran Cruz de la orden Americana de Isabel la Católica
  • Cruz Laureada de San Fernando