Joaquín Sánchez Gómez PDF Imprimir E-mail
Jueves, 03 de Febrero de 2011 13:13

Joaquín Sánchez Gómez

Joaquín nació en la alicantina ciudad de Elda y según reza en el acta de su bautismo, lo hizo entre la una y las dos de la tarde de un tres de marzo allá por el año 1841 y tal y como se tenía por costumbre en la época fue bautizado al día siguiente, en la parroquia de Santa Ana. Su padre fue Joaquín Sánchez Romero, nacido también en Elda, era militar de graduación y su madre, Vicenta Gómez Setién, era natural de San Roque de Riomiera en la entonces provincia de Santander. Es más que probable que estos se conocieran durante alguno de los destinos de Joaquín pero eso no deja de ser una suposición y como tal no le daré más importancia. Fuera como fuese, el hecho es que aquí arranca esta historia.
Era el mayor de dos hermanos y ambos escogieron la carrera militar probablemente animados por su padre, que poco podía imaginar entonces lo que a ambos les iba a deparar el destino

De su infancia poco sabemos, si sé que su hermano menor, José, nació en Pamplona cuatro años más tarde, lo que me lleva a pensar que el joven Joaquín iba cambiando de residencia al compás de los destinos de su padre. Las primeras noticias que tenemos de él las conocemos a través de su expediente militar y por él sabemos que ingresó en el Colegio de Infantería el cinco de enero de 1857 como Cadete, que completó sus estudios y que terminó en mayo de 1859 siendo promovido al empleo de Subteniente y tuvo como primer destino el regimiento de Zamora nº 8 en Zaragoza.

Aquí da comienzo una larga, intensa y agitada vida militar durante la que intervino en tantas campañas que ni siquiera sé si podré enumerarlas todas.
En breve fue destinado al Regimiento de Zaragoza nº 12 en Madrid con el que se incorporó al ejército expedicionario de África a las órdenes del Mariscal de Campo D. Diego de los Ríos con el que asistió a la toma del fuerte San Martín y la de la aduana de Tetuán y a las acciones de los llanos de Tetuán con el Capitán General D. Leopoldo O’Donell. Esta pudo ser la última acción de guerra de Joaquín porque durante la misma fue herido de gravedad al recibir un tiro en la boca. Era el 31 de enero de 1860, ese mismo día, sobre el campo de batalla le fue concedido el grado de teniente por méritos de guerra La batalla de Tetuán fue un combate bélico que tuvo lugar el 4 de febrero de 1860. Tetuán figuraba entre los objetivos militares esenciales de la campaña, cuya base de operaciones se estableció en Ceuta, bajo la supervisión del general en jefe Leopoldo O´Donnell La batalla finalizó con la victoria de las tropas españolas, las cuales tomaron los campamentos de las fuerzas norteafricanas al mando de los hermanos del sultán marroquí, Muley al Abbas y Muley Ahmed.

Estuvo recuperándose de esa herida hasta agosto de ese año en que fue destinado, ya ascendido a Teniente, al Regimiento de Infantería de Soria nº9. Aquí se le concedió el permiso para usar la Medalla Conmemorativa de la Campaña de África. Fue la primera de las muchas que le iban a conceder durante su vida militar. Durante unos años, hasta 1869, tiene varios destinos, Mahón, Valencia, Santa Cruz de Tenerife y Guadalajara.

Estos últimos años fueron especialmente agitados, la reina Isabel II fue destronada por ―La Revolución Gloriosa‖ en 1868, se instauró un gobierno provisional con el general Serrano como Regente y el general Prim como presidente del gobierno, la Constitución de 1869 vio la luz y se volvió a instaurar una monarquía en la persona del Duque de Aosta, más conocido como Amadeo I de Saboya en 1870. Es obvio decir que todo ello afectó la vida de Joaquín, en primer lugar, apenas derrocada la reina en septiembre de 1868, fue ascendido al empleo de capitán por sus méritos en el alzamiento y posteriormente nombrado ayudante del brigadier D. Romualdo Palacio al que le unía una gran amistad y destinado a Zaragoza. Desde allí partió, en agosto de 1869, para realizar diversas operaciones de campaña por el País Vasco contra los carlistas y en Cataluña contra los republicanos y allí, en Esparraguera, fue herido de bala nuevamente, esta vez en el brazo izquierdo, lo que le obligó a desplazarse a Barcelona para ser atendido de su herida y pasar más tarde a Madrid hasta su total recuperación a finales de 1869. Por su comportamiento en estas campañas y por la citada herida se le concedió ese mismo año el empleo de comandante.

Apenas restablecido se embarcó en una campaña que le duraría muchos años, Joaquín compartió muchos momentos con sus amigos, entre los que se encontraba Francisco Miera Verdugo, consecuencia de esta amistad fue una invitación de Francisco para que pasara unos días de descanso en su casa de Santa Cruz de Tenerife en compañía de su familia. Allí Joaquín conoció a la hermana de Francisco, Pilar, de la que se enamoro y contrajeron matrimonio el 26 de enero de 1870 en la Iglesia de San Idelfonso en Madrid. Pilar nació en Santa Cruz de Tenerife el 12 de octubre de 1850 y fue bautizada 3 días después en la parroquia de la Concepción, hija de José de Miera y Babca, y de Ramona Petra Verdugo Pestana. Pilar procedía de una familia de militares como su hermano, su padre, sus abuelos…..Su abuelo paterno era Francisco Ignacio Miera Solórzano Moncalian y Sarabia; Guardia de corps de S.M., comisario de guerra de los Reales Ejércitos. Algún tiempo después le fue concedida la Cruz de 2ª clase del Mérito Militar por su comportamiento en las citadas acciones contra los republicanos catalanes.

Poco le duró la tranquilidad de sus recientes nupcias, ya que a los veinte días de su matrimonio tuvo que partir con su brigada hacia Vascongadas para sofocar las insurrecciones carlistas de aquel distrito militar y pasar luego, hacia finales de ese año, a Cartagena para escoltar al S. M. el Rey en su viaje a Madrid, estableciendo su residencia en la Corte hasta el 27 de abril de 1872 en que vuelve de nuevo a las Vascongadas para emprender nuevas operaciones de campaña, por las que fue recompensado con el grado de Teniente Coronel a mediados de dicho año. Para entonces, Pilar, su mujer, estaba embarazada de su tercer hijo al que daría a luz en agosto de ese mismo año y al que pondría por nombre Joaquín, como su padre y como su abuelo.

La alegría y el miedo iban acompañados pues, Joaquín y Pilar habían perdido dos hijas recién nacidas, Carmen y Pilar. La tristeza le llegaría demasiado pronto pues el 13 de junio de 1874 fallecía su esposa Pilar en Madrid. Se avecinan tiempos muy convulsos en el país, los seis diferentes gobiernos del rey Amadeo I, no supieron o no pudieron controlar la situación y este abdica el 11 de febrero de 1873 con el convencimiento de que los españoles eran ―ingobernables‖. Este hecho da lugar a la proclamación de la Primera República Española y si los dos años de reinado del italiano fueron malos, los once meses de república fueron desastrosos, se acentuaron las tensiones nacionalistas, las guerras de ultramar, las pretensiones carlistas, los conflictos sociales, etc. Y tampoco en esta ocasión los cuatro gobiernos republicanos pudieron hacer nada por la jovencísima república que en enero de 1874 moría víctima de un golpe de estado a manos del general Pavía que cedió el poder al general Serrano el cual gobernó a partir de entonces dictatoriálmente.

Os he contado esto para que os hagáis una idea del ambiente en que Joaquín como militar vivía. Durante el periodo republicano tuvo campañas en el Norte contra los carlistas y en el Levante contra las tropas rebeldes al gobierno. Por estas acciones obtuvo el empleo de Coronel y ya durante el gobierno del general Serrano volvió al Norte en unas nuevas operaciones contra los insurgentes carlistas, regresando al término de las mismas a Madrid para establecerse de nuevo en la Corte. Con la proclamación en diciembre de 1874 de Alfonso XII como rey de España llegó un periodo de mayor tranquilidad en la situación social del país lo que se reflejó en su vida, ya no volvió a participar en ninguna campaña militar. Su vida profesional, siguió ocupando diferentes cargos y destinos, en 1881 es nombrado Inspector Jefe de primera clase de ferrocarriles, en 1866 fue promovido al empleo de Brigadier con el que ocupó el cargo de Gobernador Militar de Lérida y jefe de brigada del distrito militar de Castilla la Nueva. En 1893 fue ascendido a General de División y se hizo cargo del Gobierno Militar de Pamplona

La vida profesional de Joaquín estaba llena pero un duro golpe emocional le llego al enterarse del fallecimiento de su único hijo, Joaquín Sánchez Miera acaecido el 9 de junio de 1897 en Manila –Filipinas – en acto de servicio. Joaquinito llevaba en Filipinas cumpliendo con su patria hacía apenas tres meses.

Joaquín se hizo cargo de su nuevo destino de Gobernador Militar de Madrid en 1902. En 1903 fue promovido al empleo de Teniente General y dos años más tarde se le nombró Director General de la Guardia Civil, cargo en el que permanecería durante cinco años, mejorando las condiciones económicas de los miembros del cuerpo. Durante su mandato, en una lucha contra los bandidos consiguió eliminar individuos tan peligrosos como ―Pasos largos‖, ―el Pernales‖ y ―el niño de Arahal‖ Por estas fechas Joaquín contrajo nuevas nupcias con María de las Mercedes Monet Taboada. En agosto de 1910, con sesenta y nueve años de edad y cincuenta y tres de servicio a la Patria, puso la guinda tanto a su vida militar como a la privada, a aquella con el Cargo de Comandante General del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos y a esta con un nuevo hijo al que también llamaría Joaquín.

En este destino estuvo hasta el 3 de marzo de 1813 en que pasó a la reserva al haber alcanzado la edad reglamentaria, pero este retiro duró muy poco, el viejo General moriría en Madrid el 28 de agosto de 1914 siendo enterrado en Madrid junto a su primogénito Joaquín.

Dejo atrás una vida jalonada de victoriosas campañas en el campo de batalla, que le fueron reconocidas como así demuestran las numerosas condecoraciones que le fueron otorgadas y que cito a continuación:

  • Medalla conmemorativa de la Campaña de África ―Benemérito de la Patria 1860
  • Cruz de 2ª clase al Mérito Militar 1870
  • Cruz sencilla de San Hermenegildo 1878
  • Dos Cruces de 3ª clase al Mérito Militar 1878
  • Gran Cruz al Mérito Militar. 1882.
  • La Encomienda de Isabel la Católica 1889
  • Medalla de la Guerra Civil Placa de San Hermenegildo Pasador ―Ares del Maestre en la Medalla de la Guerra Civil 1893
  • Gran Cruz de San Hermenegildo 1895
  • Medalla Conmemorativa de la regencia de S.M. la Reina Madre Dª María Cristina 1905
  • Gran Cruz en grado 1º de la Orden Jalifiana concedida por S.M. el Sultán de Marruecos 1910
  • Gran Cruz de Carlos III. 1911